Las razones por las que en noviembre deberían repetirse las elecciones

Faltan apenas cincuenta días para la cuenta atrás. Septiembre está a la vuelta de la esquina y llega la decisión final, elecciones, ¿sí o no? La pelota no está solo en el tejado de Unidas Podemos ni del Partido Socialista, sino que ambas formaciones de izquierdas, (teóricos socios de gobierno, que han ido retransmitiendo casi en tiempo real las ofertas y contraofertas de vicepresidencias y ministerios), han puesto sobre la mesa otras opciones de gobierno que implican la abstención de las formaciones del centro derecha, PP y Ciudadadanos.

El tejado de la izquierda

Ambos han respondido con sendos noes, así que la pelota vuelve a esta en el tejado de la izquierda en este septiembre que llega con la asignatura pendiente más complicada de los últimos años. Porque es una asignatura que no llega ahora, sino que se viene arrastrando desde que el nuevo sistema de partidos, -ese que se inició con la irrupción de Podemos y Ciudadanos-, iniciara su andadura. El sistema español ha sufrido un proceso de “italianización de los 80”, en los que gobiernos pentapartitos estaban a la orden del día. Ahí cabían Democristianos como Andreotti o comunistas, y ahora en España eso que se ha llamado Gobierno Frankenstein no difiere mucho de aquello.

¿Solucionaría algo?

Entonces ¿habrá o no elecciones? Quizás la pregunta debería ser más bien si la repetición de unos comicios solucionaría algo. Podríamos encontrarnos ante el mismo equilibrio de fuerzas y volver a entrar en una espiral de eterno retorno en el que el español medio se hartase del juego democrático de ir a votar, y optase cada vez más por separarse de una clase política de la que por cierto, ya está bastante separada. En sí misma, por consiguiente, una repetición electoral no supondría un bien intrínseco, sino, por el contrario, una nueva huida hacia adelante que probablemente no pondría sobre la mesa los auténticos problemas que debe afrontar España a partir de 2020: la crisis económica, la crisis de valores y el nuevo reto independentista que se otea en el horizonte.

¿Habrá elecciones? Solo Sánchez -y probablemente Iglesias-, lo saben. Y Tezanos. Y el gurú Iván Redondo. Es un secreto guardado bajo una caja que responde a la estrategia política de los partidos y no al bien de todos los españoles. Si vamos a las urnas de nuevo, será en 2019 la tercera jornada electoral. En los últimos años, ha habido en 2014, 2015, 2016, 2019 (3). Una al año de media. La democracia se cultiva votando, pero no solo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar